Psicoactivos y Chakras
 
 
ALGUNAS HIPÓTESIS

Ni Barbara Brennan, ni Donna Cunningham y Andrew Ramer abordan en realidad las plantas y sustancias visionarias. Más bien hablan de las sustancias de abuso más comunes. Así es que aún no tenemos prácticamente ningún estudio respecto a los efectos de los psicoactivos de tipo visionario como la ayahuasca, los hongos, el peyote, el san pedro , el ololihuqui, la skapastora, etc. No obstante, siguiendo las pistas de los neurotransmisores involucrados en los mecanismos de acción de estas plantas, podemos aventurar como primera hipótesis que afectan, además del primer chakra, el sexto y muy probablemente el séptimo.

Conforme he ido experimentando estados ampliados de conciencia mediante diversos psicoactivos de tipo visionario, han surgido algunas inquietudes concretas que he tratado de esclarecer tomando cursos, leyendo, intercambiando experiencias con mis compañeros de viaje y buscando respuestas en mi propia guía interior.

Básicamente son seis las cuestiones principales que me inquietan:

1) qué hacen exactamente los visionarios en nuestros cuerpos para ampliar nuestra conciencia y permitirnos experimentar cosas tales como "la energía del amor",
2) cuáles son los factores internos y externos que favorecen las experiencias de tipo místico,
3) por qué algunas personas experimentan “visiones" o "escuchan" cosas y otras no,
4) el peligro de adicción a los placenteros estados ampliados de conciencia,
5) la relación de la figura de Jesucristo y sus enseñanzas con la ayahuasca, y
6) cómo trasladar el sentido de las experiencias místicas a la vida cotidiana.

Todos estos temas están relacionados tanto con mi orientación espiritual y ciertas situaciones pendientes en mi proceso de crecimiento, como con mi interés científico en dilucidar cuál es la mejor manera de aprovechar las valiosas herramientas que considero pueden ser los psicoactivos de tipo visionario para todas aquellas personas que se sientan interesadas en experimentar con ellos.

A fin de poder avanzar en estos espacios del conocimiento he tenido que buscar nuevos parámetros, tanto en los aportes de la nueva ciencia como en la denominda "filosofía perenne". Parte de esto es lo que he resumido en este apartado dedicado a la conexión chakras-psicoactivos, otra parte está resumida en la Cartografía de la experiencai psicoactiva y otra parte más, la parte empírica, la estoy adquiriendo desde que tomé un Curso de Visión Aural con el doctor Crisitian Salado.

De tal suerte que ahora sé -por lo que he visto y lo que he podido comprobar indirectamente- que los seres humanos tenemos campos energéticos o cuerpos sutiles que van más allá del cuerpo físico; que a partir de cierto campo energético termina nuestra individualidad y lo que sigue son campos comunes que todos compartimos; que dentro de nuestras estructuras individuales tenemos una red interna de centros energéticos que regulan nuestras funciones psíquicas, emocionales y físicas, además de mantenernos conectados con otros planos; y que esta red corresponde fehacientemente a las descripciones del sistema de chakras y los meridianos de acupuntura.

En función de estos nuevos conocimientos tengo un marco mucho más amplio e inclusivo que me permite formular las siguientes hipótesis:

  • Los psicoactivos actúan sobre campos energéticos o chakras específicos puesto que cada chakra está relacionado con un centro hormonal distinto y la regulación hormonal está directamente relacionada con los neurotransmisores involucrados en la experiencia psicoactiva.
  • Todos los psicoactivos afectan el chakra raíz en distintas formas.
  • Las diferencias entre un psicoactivo y otro dependen de los demás chakras que afectan y de la forma en que son afectados.
  • Todos los psicoactivos visionarios tienen en común la afectación del chakra coronario y el sexto además del chakra raíz.
  • La ayahuasca, además de afectar el chakra coronario y el chakra raíz, tiene efectos sobre el chakra cardiaco.
  • El abuso de un psicoactivo bloquea en primera instancia aquellos chakras sobre los que en un principio actúa favorablemente.
  • Existe una tendencia a desarrollar adicción hacia los psicoactivos que afectan los chakras que tenemos menos desarrollados. Esto es así cuando mediante su uso reiterado pretendemos seguir obteniendo resultados favorables, sin darnos cuenta que los efectos acumulativos resultan contraproducentes y terminan bloqueando aún más los chakras que en principio estimulaban de forma positiva.

Bajo los efectos de un psicoactivo visionario:

  • Las personas que presentan cierto nivel previo de apertura del chakra coronario, tienden a tener experiencias místicas.
  • Las personas que tienen visiones presentan cierto nivel previo de apertura de la parte frontal del chakra del entrecejo.
  • Las personas que tienden a "saltar por las ventanas creyendo que pueden volar", presentan un nivel previo de obstrucción de la parte trasera del chakra del entrecejo.
  • Las personas que escuchan cosas o manifiestan capacidades telepáticas, presentan cierto nivel previo de apertura del chakra de la garganta.
  • Las personas que experimentan "la energía del amor" presentan cierto nivel previo de apertura del chakra cardiaco.
  • Las personas que presentan un cierto grado previo de apertura equilibrada en todos sus chakras experimentan una fuerte sensación de ascenso y/o descenso de energía a lo largo de la columna vertebral.

A partir de la visión aural interna y de los conocimientos respecto al funcionamiento de los chakras:

  • Se pude diagnosticar si una persona corre peligro al utilizar psicoactivos mediante la observación del estado que presentan sus cuerpos sutiles. Por ejemplo:
    • al presentar una obstrucción de la parte posterior del chakra del entrecejo, es posible que la persona que utilice un psicoactivos de tipo visionarios crea poder hacer cosas que no son factibles dentro del espacio físico;
    • al presentar un nivel previo de obstrucción del chakra raíz y de apertura de los chakras superiores, la persona es propensa a desarrollar adicción hacia los psicoactivos visionarios debido a su predisposición a intentar "escapar del plano material" y a su incapacidad de trasladar a su vida cotidiana el sentido de las experiencias mísitcas que su configuración aural le predispone a tener.
  • Se puede orientar a otra persona respecto al tipo de psicoactivo que le conviene emplear y respecto a las modalidades y la frecuencia de uso requerida. Por ejemplo:
    • se puede emplear MDMA bajo determinadas circunstancias para liberar la obstrucción de la parte frontal del chakra del entrecejo y abandonar su empleo cuando el éxito conseguido sea tal que una nueva aplicación pueda resultar contraproducente en lugar de ser benéfica;
    • se puede emplear ayahuasca para ayudar a desbloquear el chakra cardiaco determinando la frecuencia de uso y el abandono del mismo una vez que el objetivo haya sido satisfactoriamente conseguido.

Además de haberme planteado las hipótesis anteriores, también he aceptado la estafeta de Huston Smith y he contestado afirmativamente a las tres preguntas que en alguno de sus brillantes ensayos deja abiertas a las nuevas generaciones:

1) "¿Han conspirado el secularismo, el cientificismo, el materialismo y el consumismo moderno para formar un caparazón que la Trascendencia tiene ahora dificultades de atravesar?" Y si la respuesta a esta pregunta es afirmativa,
2) "¿Existe la necesidad, quizás una necesidad urgente, de diseñar algo parecido a los misterios eleusinos para salir de la caverna de Platón y ver la luz del día?" Y por último:
3) "¿Se puede hallar un modo de legitimar, como hicieron los griegos, el uso constructivo, otorgador de vida de las drogas enteógenas celestiales e infernales sin agravar nuestro grave problema de la drogadicción?

Desde mi perspectiva considero que las tres preguntas han de ser contestadas con un rotundo sí.

Confío en que mediante la información veraz e imparcial respecto a los psicoactivos, eventualmente será posible transformar la opinión pública y volver a legitimar el uso constructivo de los visionarios. E incluso pienso que es posible utilizarlos como herramientas para prevenir y abandonar las adicciones.

También creo que existe la necesidad de diseñar algo parecido a los Misterios de Eleusis y de hecho me encantaría colaborar en tal diseño. Considero que, al igual que antaño, esta empresa tendría que ser un trabajo de equipo entre profesionales de distintos campos, así es que aprovecho este espacio para manifestar mi deseo de formar parte de un grupo multidisciplinario interesado en perseguir este objetivo. Pueden escribirme a [email protected]

Bueno, pues estas son las hipótesis y las reflexiones principales que por ahora ocupan mi tiempo y constituyen el material de mi próximo CD-libro. Ahora sólo me resta acudir de nuevo al Dr. Smith para cerrar este recuento final con otro de sus conclusivos pases de estafeta precedido por un souvenir visual de Ámsterdam:

"Yo fui sumamente afortunado de tener algunas experiencias enteogénicas cuando las substancias no sólo eran legales, sino respetables y simplemente me parece justo que como yo valoro esas experiencias inmensamente, debo hacer todo lo que pueda para permitir que una nueva generación también pueda tener tales experiencias sin la amenaza de ir a la cárcel."
Huston Smith:
entrevista para la revista Saloon

 

FUENTES DE INFORMACIÓN

1. Brennan, Barbara Ann, Manos que curan, Ed. Martínez Roca, Barcelona, España, 1990.
2. Brennan, Barbara Ann, Hágase la luz, Ed. Martínez Roca, Barcelona, España, 1994.

3. Cunningham, Danna y Andrew Ramer: The Spiritual dimensions of healing addictions, Cassandra Press, CA, USA, 1986.
4. Cunningham, Danna y Andrew Ramer: Further dimensions of healing addictions, Cassandra Press, CA, USA, 1988.
5.
Anodea, Judith: Los chakras, Martínez Roca, Barcelona, 1999.

 

Ir a: Cafeína
Regresar a: Chakras y psicoactivos

 

Las drogas tal cual...
una investigación de karina malpica